PROYECTO: Un museo de historia para Mazatlán

Debido a la importancia económica, social y cultural que ha tenido esta población en Sinaloa y la región noroeste del país desde su establecimiento como puerto de altura a inicios del siglo XIX, Mazatlán necesita y merece un museo donde mazatlecos y visitantes conozcan y aprendan sobre el pasado del puerto y la manera en que este devenir ha afectado al presente y afectará a su futuro. Su creación y promoción dentro y fuera de la comunidad es de primera importancia tanto para el sector educacional como turístico, aumentando la oferta cultural de este puerto, acentuando su distinción como el único en el pacifico mexicano que conserva un centro histórico de grandes proporciones. En cuanto a rasgos prácticos, este podría localizarse en una finca del mencionado centro histórico, siempre y cuando resulte útil en cuanto a sus proporciones, o en el edificio donde actualmente se encuentra la Casa del Marino, ubicación ideal por ser continuo al fuerte 31 de marzo, el primer monumento histórico de Mazatlán.

obra.jpg_154864849

Tal museo requerirá al menos de cinco salas y un foro, dispuestos con instalaciones que permitan una función dinámica que facilite el aprendizaje de los datos presentados. Tales salas expondrán diferentes epocas del puerto que irán desde la época colonial hasta las ultimas décadas, dado que la época prehispánica ya tiene su propio espacio en el Museo Antropológico. Por su parte el foro debe ser un centro de encuentros entre la población y sus autoridades, donde las primeras propongan y revisen futuros proyectos públicos en el puerto, dándole de esta manera una función practica al museo, uniendo el presente y futuro con el pasado glorioso en un mismo edificio. A continuación se presenta, de manera general, algunos detalles que pueden poseer dichas salas y foro.

SALA A: Primeros pobladores

Esta expondrá los hechos de la conquista llevaba a cabo por Francisco de Ibarra, los descubrimientos y fundación de los minerales de Concordia, Copala, Panuco y El Rosario, así como el establecimiento e historia del presidio San Juan Bautista de Mazatlán. Se mostrarán las condiciones de vida y trabajo de los llamados milicianos pardos que vigilaban el despoblado puerto desde principios del siglo XVII hasta finales del XVIII, y algunos hechos como las visitas de funcionarios de la colonia y la iglesia así como los ataques piratas e indígenas. En cuanto a su instalación, la sala puede asemejar la cumbre del cerro del vigía en esta época, iluminada apenas por una luces en el techo que parezcan estrellas y el sonido del mar de fondo.

SALA B: Construcción de un puerto

En esta se mostrarán los detalles oficiales del establecimiento de Mazatlán como puerto de altura, la instalación de la aduana, el ayuntamiento, la plazuela Machado y la iglesia de San José como principales construcciones de esta época que permanecen al día de hoy. Tendrá semblanzas de algunos hombres que legaron al puerto parte de su fortuna e ideas, como Juan Nepomuceno Machado, Vicente Ortigosa y los primeros Echeguren, así como las invasiones estadounidense y francesa, la epidemia de cólera y el plan separatista de Mazatlán. En cuanto a su instalación, la sala puede asemejar la cabina de un barco, con la iluminación propia de esta época y el sonido de las campanillas del puerto que le recibe.

SALA C: Belle époque 

Esta sala tratara el periodo del Porfiriato y Cañedismo a la revolución mexicana, la sociedad élite de la época, la industria, el comercio y cultura. Habrá en ella las semblanzas de los principales filántropos de la época como Germán Evers, Jorge Claussen, Martiniano Carvajal y Romanita de la Peña, las familias como los Echeguren, Melchers, De Cima, Haas y Coppel, empresas como la Cervecería del Pacifico, además del teatro Rubio, las epidemias de fiebre amarilla y peste bubónica, el carnaval, la catedral, el mercado, paseos del malecón y bloqueos revolucionarios. Estará dispuesta como un salón señorial de la época, iluminado por candelabros, de fondo música instrumental de banda tocando valses y composiciones tradicionales del genero.

SALA D: Destino turístico

En esta se mostrará la etapa posrevolucionaria, los antecedentes del turismo en el siglo XIX y su consolidación en la segunda mitad del siglo XX. Tendrá las semblanzas de los hoteles más icónicos del puerto como el Central, Belmar, Freeman, Playa, De Cima, Camino Real y el CID, sus dueños y principales huéspedes, la internacionalización del carnaval, la avenida del mar y la zona dorada, los Venados de Mazatlán, el estadio Teodoro Mariscal y los huracanes que asolaron estas costas hasta la decada de 1980. En cuanto a su instalación, la sala puede asemejar el vestíbulo original de uno de los hoteles remembrados, con las composiciones dedicadas al puerto de Ruiz Galindo, Fernando Valadés y José Alfredo Jimenez de fondo.

SALA E: Renacimiento cultural

Esta expondrá el rescate del centro histórico realizado en la decada de 1980, la institucionalización de la cultura en el puerto y sus resultados. Poseerá la semblanza de los principales impulsores del rescate como Antonio Haas y Ricardo Urquijo, así como sus artistas más reconocidos como López Sáenz y Patrón de Rueda, la reconstrucción del actual teatro Ángela Peralta y la reutilización de ciertas fincas como el museo de arte, el arqueológico y los festivales que surgieron a partir de la ultima decada del siglo XX, como el Cultural Mazatlán, la Felimaz, Cineseptiembre y Escena Mazatlán. Esta sala estará dispuesta como un escenario en cámara negra, con sus reflectores iluminando las paredes, de fondo la ópera La paloma y el ruiseñor.

FORO

Este podrá ser utilizado para exposiciones temporales de otros museos, presentación de materiales historiográficos o conferencias relativas al tema. Sin embargo, como principal función, deberá promover el interés y conocimiento del pueblo mazatleco por el futuro de su puerto, democratizando la selección de proyectos a realizar, dándoles a su vez la oportunidad de aportar sus ideas en un coloquio igualitario entre autoridades, inversionistas y ciudadanía en general, respetando la voluntad que tiene esta última. Con esto se logra la finalidad principal del museo, al unir el pasado con el presente y futuro de la comunidad. Sus paredes podrían estar decoradas con murales relativos a la evolución del puerto, a su gente y cultura.

IMG_7418

Finalmente, de realizarse este magno proyecto, cabe la consideración de formar todo un programa para incluirlo en los paquetes turísticos del puerto, mediante visitas programadas de antemano en las agencias y hoteles e incluyéndolo en otros tours ya existentes, pudiendo funcionar el espacio como una introducción teórica a dichos recorridos. En cuanto a su finalidad educativa, sobra mencionar que su acceso a la comunidad estudiantil deberá ser general y gratuito, organizando visitas guiadas a todas las escuelas de educación básica del puerto. Debemos rescatar nuestra cultura del olvido, de la indiferencia, plasmarla en su instinto para que las próximas generaciones superen las obras de los presentes.

Muchas gracias por su atención y comentarios.

Anuncios

2 comentarios en “PROYECTO: Un museo de historia para Mazatlán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s